El costo de trasladarse en transporte público, una pérdida de tiempo
Otros

El costo de trasladarse en transporte público, una pérdida de tiempo

Los trabajadores de Nuevo León pagan un alto costo por trasladarse a sus actividades cotidianas, invirtiendo hasta 2 horas de tu tiempo al día para su movilidad.

Un estudio realizado por el Dr. Jorge Moreno, especialista de la Facultad de Economía de la UANL demostró que las personas con menor ingreso económico sufren más el costo de trasladarse a sus trabajos, escuelas y actividades cotidianas. 

Cerca del 10% de las familias en Monterrey llega a invertir 4 horas diarias de transporte por motivo de trabajo.

De acuerdo a varias estudios de percepción social, los regiomontanos identifican la movilidad como uno de los tres principales problemas en el área metropolitana de la ciudad. 

Esto fue el principal motor que impulsó al Dr, Jorge Moreno a analizar la problemática de la movilidad, el costo de trasladarse que incide en las decisiones importantes que se toman en los hogares de Nuevo León. 

“El transporte es parte fundamental y corazón de otras decisiones que nuestra sociedad actualmente requiere para poder construir un desarrollo sustentable, como son el trabajo, la educación y la salud” 

Dr. Jorge Moreno, especialista de la Facultad de Economía de la UANL

En su Libro Movilidad y transporte en el área metropolitana de Monterrey. Un análisis de demanda, costos y uso de medios, el dr. Moreno expone que el uso del transporte público para los nuevoleoneses que se trasladan a su trabajo es de en promedio de 2 horas diarias.

El costo de trasladarse para los que menos tienen 

Para los estudiantes el costo de trasladarse a sus escuelas implica una inversión de 40 a 80 minutos en promedio. 

De acuerdo al estudio presentado por el Dr. Moreno, se presentan tres hallazgos: la regresividad, la inelasticidad y la aglomeración.

La regresividad se refiere a que los individuos con mejores ingresos son los que enfrentan costos más importantes en su movilidad, tanto para los que usan el transporte público como para los que se trasladan en automóvil. 

En cuanto a la inelasticidad, la investigación arroja que los cambios en los precios, ya sea de la gasolina o la tarifa del transporte público, no afecta la demanda proporcionalmente. 

Esto significa que un impuesto a la gasolina como intento de control de la movilidad del transporte urbano, o subsidios en términos de tarifas diferenciadas, podrían afectar más a los estratos de ingreso inferior debido a la falta de alternativas de transporte.

Por último, Moreno señaló que la aglomeración es un indicador de que la movilidad de la ciudad sigue considerando al centro de Monterrey como el eje sobre el que se construye la tracción de transporte, causando congestionamiento y pérdida de tiempo en puntos focales. 

Lideran municipios expulsores en costos de movilidad 

Uno de los puntos importantes de este estudio es que los datos se dividieron por municipios, de lo cual se desprende como resultado que las comunidades de Juárez, García, Apodaca y Santa Catarina son las principales expulsoras, pero son los puntos que menos alternativas de transporte tienen.

Esto provoca que entre los habitantes de estos municipios se incrementen más los costos de trasladarse, tanto por tarifas y gasolina como costo en tiempo de traslado.  

Un ejemplo es el costo mensual por traslados usando automóvil de los habitantes del municipio de Juárez, quienes invierten aproximadamente 27.1% de su ingreso familiar, considerando gasolina y el valor implícito del tiempo. 

En cuanto al costo de traslado mensual usando el camión urbano, los habitantes de García son los que mayor porcentaje invierten de su ingreso por mes, con el 15.9%. 

La solución: acceso a transporte eficiente 

De acuerdo con estudios que se desprendieron del libro del Dr. Moreno, la construcción del Metro en la ciudad constituyó una política que incrementó la participación laboral de la población permitiendo reducir costos de traslado y beneficiando a las mujeres en mayor proporción.

El acceso a un medio de transporte seguro, eficiente y que permita el desplazamiento con costos de traslado en términos de tiempo pequeños, permite que la integración de la sociedad active otros mecanismos sin ser necesariamente controles en precios y tarifas, concluye Moreno.