Los 3 errores más comunes al reciclar
Wellness

Los 3 errores más comunes al reciclar

La estrategia más sencilla por donde empezar es desarrollar un programa de reciclaje.

Mientras más pasa el tiempo ser una empresa sustentable dejará de ser una opción de valor agregado, para convertirse en un requisito. Poco a poco el público dejará de consumir de aquellas empresas que no cuenten con procesos verdes.

Si tu empresa aún no ha considerado incluir la sustentabilidad dentro de sus valores te recomendamos ampliamente hacerlo. Aquí puedes encontrar nuestras recomendaciones para implementarlo:  5 maneras de fomentar el reciclaje en tu organización.

Reciclar es una tarea sencilla sin embargo aun con la mejor infraestructura si no está aterrizado a una realidad su aporte puede ser nulo. Te compartimos los 3 errores más comunes al reciclar. 

1.-No conocer los materiales que se pueden reciclar

Implementar un proyecto de reciclaje en una empresa sin incluir una fase de concientización y educación en el tema puede resultar en una ejecución errónea. 

Uno de los primeros temas a profundizar con las personas que participarán en la iniciativa es el reconocimiento de los materiales que se pueden reciclar. 

Aquí te compartimos un breve listado y sus ejemplos. 

Hojalata

A este material corresponden latas de bebidas, conservas y alimentos.

Polietileno de baja densidad (PEBD) o PELD por sus siglas en inglés.

Bolsas plásticas, bolsas de pan, platos y vasos deshechables y algunos juguetes son ejemplos de PEBD. Este material puede ser reconocido por el icono de reciclaje que lleva el número 4 al centro.

Polipropileno biorientado (BOPP)

Se encuentra en bolsas de galletas, barras de chocolate, botanas y dulces.

Polietileno de alta densidad (PEAD) O HDPE por sus siglas en inglés.

Este es un plástico que proviene del compuesto orgánico más utilizado en todo el mundo, el etileno. Lo puedes encontrar en envases de leche, jugos, cloro, suavizantes y yogurt. También puede ser identificado por el icono de reciclaje que lleva el número 2 al centro.

Aluminio

Pueden ser las mismas laminas de papel aluminio hasta latas de refrescos, aguas minerales, etc.

Cartón multilaminado

La mayor parte de los envases de jugos, leche contienen este tipo de carton. La forma más común de estos empaques es rectangular. 

Polietileno de Tereftalato (PET): 

Este es el plástico más conocido, lo podemos encontrar en botellas de agua, refresco, productos de limpieza entre otros. Puedes reconocer el PET el icono de reciclaje que lleva el número 1 al centro.

Vidrio en general

Cualquier contenedor u objeto creado a partir de vidrio puede ser reciclado.

2.- No identificar los contenedores

La clasificación más común para contenedores suele ser verde para los desechos orgánicos, gris para inorgánicos reciclables y naranja para inorgánicos no reciclables. Sin embargo muchas empresas con el fin de mantener unificados los colores de su marca pueden modificarlos.

Lo más importante en este punto es identificar claramente en los contenedores qué tipo de desechos se deben colocar.

3.- No reducir los desechos 

En esta ocasión cuando hablamos de reducir no nos referimos a disminuir el consumo que genera los desechos, si no a reducir el tamaño de los desechos al momento de introducirlos en el contenedor.

En otras palabras aplastar la basura si su material lo permite. Aunque pareciera un paso no tan significativo en el proceso, omitirlo contribuye de manera negativa en los resultados generales de la iniciativa de recolección para el reciclaje.

Reducir el tamaño de los desechos permite que un contenedor aumente su capacidad de recolección, esto visto a grande escala implica una eficiencia en el tiempo y el material utilizado para este proceso. Un mismo contenedor logra captar más contenido por el mismo costo. 

En RIISA tenemos más de 35 años de experiencia en el reciclaje de materiales de difícil recuperación. Somos un eslabón clave en una cadena de reutilización de material que busca la economía circular. Si tu empresa genera scrap de metales o recolecta PET contáctanos y únete a la transformación.